El pleno del Senado aprueba el Dictamen de la Comisión de Igualdad para combatir la Violencia de Género

El pleno del Senado aprueba el Dictamen de la Comisión de Igualdad para combatir la Violencia de Género
Icono fecha
13-09-2017

  • Susana Camarero: “Solo desde la unidad podremos acabar con el machismo y con la violencia de género que es su expresión más cruel”

 

13, sep, '17.- El pleno de la Cámara Alta ha aprobado hoy por unanimidad el Dictamen de la Comisión de Igualdad para luchar contra la Violencia de Género; son 267 medidas fruto del acuerdo adoptado por todos los Grupos de la Cámara y que servirán de base para el futuro Pacto de Estado.

 

La portavoz de la Comisión de Igualdad del GPP en el Senado, Severa González, ha destacado que ésta “es la lucha de todos, que implica a toda la sociedad, y que precisa de un consenso político y social sin fisuras, con un mensaje claro: el maltratador no tiene cabida en nuestra sociedad y una sola víctima es demasiado”.

 

En su intervención, se ha felicitado por la unidad de todos los grupos políticos que han sido capaces de encontrar los puntos de unión, aparcar los intereses partidistas y “poner a las víctimas en primer lugar porque no podíamos defraudarlas”.

 

Las propuestas van dirigidas a la prevención, poniendo énfasis en la educación, la formación y la sensibilización; a la asistencia, apoyo y atención a las víctimas y a la mejora de la coordinación a la respuesta institucional con modificaciones legislativas y mejoras judiciales que incluyan la formación de los operadores de los juzgados de Familia y la especialización de los juzgados de lo Penal y la declaración por videograbación de las víctimas, entre otras medidas.

 

Además, se pone especial interés en el papel determinante de los medios de comunicación y las redes sociales, con propuestas dirigidas a elaborar una guía de buenas prácticas que pretende mejorar el tratamiento de las noticias, concienciando sobre el lenguaje, evitando los detalles morbosos y desplazando el reproche social hacia el agresor, evitando siempre testimonios que puedan perjudicar a las víctimas.

 

Severa González ha explicado que se ha hecho especial hincapié en abordar una batería de medidas, encaminadas a proteger a los menores que sufren también la violencia machista “para garantizar que no se  conviertan en un instrumento en manos del agresor”. Se contempla la prohibición de las visitas a los condenados en prisión; la mejora de las pensiones de orfandad y se garantiza el acceso al estudio a los menores huérfanos por violencia de género a través de becas y ayudas.

 

En su intervención, la senadora popular ha destacado la importancia de reforzar el ámbito sanitario mejorando el sistema de cribado para que los profesionales de la sanidad puedan detectar precozmente situaciones de violencia de género. Un refuerzo que también se dirige al ámbito laboral a través de protocolos que amparen a las trabajadoras y que potencien la contratación de mujeres víctimas de esta violencia.

 

CON LA UNIDAD PODREMOS ACABAR CON EL MACHISMO

Por su parte, la presidenta de la Comisión de Igualdad, Susana Camarero, ha destacado que el dictamen es el fruto de un trabajo que ha tenido a las víctimas, mujeres y menores, como guía y que cuenta con una dotación presupuestaria de mil millones de euros, que serán destinados a la ejecución del futuro Pacto de Estado.

 

“Este es el primer Pacto de la Legislatura, un ejemplo tanto por la forma en que se ha llevado a cabo, como por el fondo, ya que las propuestas acordadas, cuando se materialicen en el Pacto de Estado, mejorarán sustancialmente la lucha contra esta lacra social. Solo desde la fortaleza de la unidad podremos acabar con el machismo y con la violencia de género que es su expresión más cruel y dolorosa”.

 

Camarero ha destacado la altura de miras, responsabilidad y compromiso de los Grupos Parlamentarios para, aparcando disputas partidistas y discrepancias, con voluntad, empeño y ganas, lograr este acuerdo.

 

El Dictamen incluye también recomendaciones concretas para erradicar otras manifestaciones de violencia de género que aparecen recogidas en el convenio de Estambul: la trata de seres humanos, la violencia sexual, la mutilación genital femenina y los matrimonios forzados.

Compartir